IndustriaNoticiasServicios

Según Evolución Solar, el precio de la energía volverá a subir e invertir en fotovoltaica es lo más sensato

Los precios del gas natural y de la electricidad han bajado en los últimos meses debido a factores como los confinamientos en China y las políticas de ahorro implementadas en todos los países europeos. No obstante, esta situación de precios bajos no se prolongará indefinidamente el tiempo y el precio de la energía volverá a subir

El invierno ha terminado y los malos augurios que pronosticaban racionamientos de gas en Europa no se han cumplido. El continente ha superado esta estación del año y el precio de gas natural ha bajado desde los más de 300 euros por MWh que alcanzó a finales de agosto (máximo histórico) hasta los 50 euros por MWh en los que se encuentra actualmente. Siendo el gas natural el combustible básico que utilizan las centrales eléctricas de ciclo combinado, el precio de la electricidad ha bajado también notablemente.

Los factores que explican esta bajada del precio del gas natural son en primer lugar un invierno particularmente suave que ha permitido reducir el uso de la calefacción en los hogares y la política de ahorro de gas impulsada por todos los países europeos que concientizó a la población acerca de la necesidad de ahorrar gas y redujo la demanda en países como Finlandia en más de un 55% o en Suecia en más de un 40%. Además de esto, la demanda de gas natural por parte de China se redujo en más de un 20% debido a los confinamientos y a su política de Covid cero y esto se tradujo en una caída de los precios a nivel mundial.

No obstante, esta bajada del precio del gas no es más que un “espejismo” de acuerdo al presidente de Naturgy Francisco Reynes. «El problema vendrá cuando tengamos que volver a llenar los almacenes de gas europeos. El año pasado lo hicimos también con gas ruso y este año lo hemos quitado de en medio», indica. El gas que ha dejado de enviar Rusia no es posible compensarlo ni con menor demanda, ni con mayor oferta de GNL (Gas Natural Licuado), ni con sustitución de gas por renovables que no pueden sustituir ciclo combinado al ritmo que se necesita. Además, los confinamientos y la política de Covid cero en China han llegado a su fin y el gigante asiático ha regresado como gran comprador de gas del mundo.

Ante este panorama, se puede esperar una situación de nuevo bastante tensionada el próximo invierno y no se espera que el gas natural y la electricidad regresen a precios cómodos de manera permanente hasta 2027 o quizás 2028. Por lo tanto, los hogares europeos deben buscar alternativas y soluciones y una inversión muy sensata son los sistemas de energía fotovoltaica y de climatización eficiente (aerotermia).

Invertir en un sistema de energía fotovoltaica o de climatización eficiente es una apuesta más que segura en los tiempos actuales. Por ejemplo, en el caso de los sistemas de energía solar fotovoltaica, estos permiten alcanzar la autosuficiencia energética a los hogares y ahorrar hasta un 95% en la factura eléctrica (a través del uso de baterías virtuales). En el caso de la aerotermia, esta permite alcanzar ahorros de hasta un 80% en las facturas de luz y permite sustituir al gas para calefacción y agua caliente por electricidad. Es una tecnología limpia y segura, de bajas emisiones, amigable con el medioambiente.

Estas inversiones cuentan actualmente con subvenciones públicas que pueden llegar a cubrir hasta un 70% del coste de la instalación de estos sistemas y pueden agregar hasta un 5% de valor a las propiedades. Si además de todo esto se instala el sistema de energía solar o aerotermia con financiación a bajo interés, se tiene la inversión perfecta para navegar los tiempos convulsos que se avecinan. En este caso, contar con una empresa especialista en la instalación de placas solares Valencia con acuerdos con bancos que ofrezcan financiación a bajo interés es clave.

En conclusión, los precios del gas natural y de la electricidad han bajado en los últimos meses debido a factores como los confinamientos en China y las políticas de ahorro implementadas en todos los países europeos. No obstante, esta situación de precios bajos no se prolongará indefinidamente y es más que probable que de cara al fin del verano la situación se vuelva a tensionar y el precio del gas natural (y de la electricidad) se vuelva a disparar y permanecer en precios altos durante bastante tiempo. Los hogares europeos deben buscar soluciones y los sistemas de energía solar fotovoltaica y de climatización eficiente como la aerotermia se presentan como las alternativas perfectas para navegar estas épocas convulsas de crisis energética.